Berliner Tageszeitung - Tres compañías ferroviarias europeas operan ya en la alta velocidad española

Börse
SDAX -0.57% 12511.05
MDAX -0.32% 25971.45
TecDAX -0.29% 3118.19
Euro STOXX 50 0.01% 3962.41
Goldpreis 0.48% 1754 $
DAX 0.01% 14541.38
EUR/USD -0.07% 1.0405 $

Tres compañías ferroviarias europeas operan ya en la alta velocidad española




Tres compañías ferroviarias europeas operan ya en la alta velocidad española
Tres compañías ferroviarias europeas operan ya en la alta velocidad española / Foto: © AFP

Tres compañías ferroviarias, una española, otra francesa y una italiana, ofrecerán a partir del viernes sus servicios en la red de alta velocidad española, una primicia muy observada en Europa, donde la apertura a la competencia está trastocando el mercado.

Textgröße:

Filial conjunta del operador italiano Trenitalia (45%), la aerolínea española Air Nostrum (31%) y la también española empresa de infraestructuras Globalvia (24%), Iryo realizó su viaje inaugural el lunes, cuatro días antes de que comience a operar comercialmente entre Madrid y Barcelona.

Esta nueva empresa compite con la histórica operadora española Renfe y con la francesa SNCF, presente desde mayo de 2021 con su filial Ouigo en la red de alta velocidad española, la mayor de Europa y la segunda del mundo después de China, con 4.000 kilómetros de vía.

La llegada de este tercer operador "es un hito histórico" para la alta velocidad española y "para sus usuarios", que van a tener "la posibilidad de elegir entre varias compañías", explicó a la AFP Carlos Lérida, doctor en economía especialista en el sector ferroviario, y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

Una etapa más significativa todavía, si se tiene en cuenta que es "inédita" en Europa, destacó Lérida. En "ninguna red ferroviaria europea habían competido tres operadores", así "que España podría servir de modelo".

- "Democratización" -

En un primer momento, la filial de Trenitalia, que dispone de 20 trenes, sólo recorrerá la línea Madrid-Barcelona, pero, a partir de mediados de diciembre operará en la que va de la capital española a Valencia y, en marzo de 2023, entrarán en funcionamiento los servicios Madrid-Sevilla y Madrid-Málaga.

De este modo, librará una competencia directa a Renfe, pero también a Ouigo España, que ya conecta Madrid a Barcelona y Valencia, y que planea operar trenes a Alicante y Andalucía en el año 2023.

Esta competencia "es la consecuencia de los contratos marco firmados con Adif", el gestor de la red ferroviaria española, que en 2019 concedió franjas de tráfico por 10 años en estos diferentes tramos, considerados los más prometedores, subrayó Carlos Lérida.

Esta situación fue alentada por el gobierno del socialista Pedro Sánchez, deseoso de rentabilizar la red de alta velocidad española y de reducir el precio de los billetes, que hasta ahora era muy elevado.

"La apertura sin precedentes del mercado está consiguiendo que la alta velocidad sea accesible a más ciudadanos, atraer nuevos viajeros y aumentar la rentabilidad social de las inversiones", dijo este lunes, en un comunicado, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez.

Además, "la red estaba infrautilizada", sostuvo Hélène Valenzuela, directora general de Ouigo España, en declaraciones a AFP.

Para la empresa de bajo coste, que ha invertido 630 millones de euros (645 millones de dólares) en su aventura española (frente a los mil millones de Iryo), "la asunción de riesgos era, por tanto, limitada", insistió.

- "Oportunidad" -

Según la autoridad de la competencia, el precio de los billetes Madrid-Barcelona bajó un 25% desde la llegada de Ouigo. El número de pasajeros en esta ruta ha aumentado un 47%, y un 14% en toda la red, según Adif.

Frente a las agresivas tarifas de Ouigo, Renfe diversificó su oferta lanzando sus propios trenes de bajo coste, llamados Avlo, en junio de 2021. El operador español, que quiere entrar en el mercado francés, también renovó su flota y reforzó los servicios a los usuarios.

Vemos "la llegada de la competencia como una oportunidad, no como un problema", declaró a la AFP un portavoz de Renfe, que prevé un fuerte aumento del número de pasajeros, con "45 millones de viajeros" a medio plazo, es decir, "10 millones más que hoy, así que las nuevas cuotas a repartir son bastante interesantes".

"Nuestros grandes rivales son el avión y el coche, no los otros trenes", coincidió Hélène Valenzuela, para quien la competencia "beneficia a todo el sector".

"Desde el punto de vista técnico, es un reto, porque hay que organizar los flujos en las estaciones. Pero desde el punto de vista económico, es una oportunidad".

En su comunicado de este lunes, la ministra Sánchez dijo que pretenden extender la competencia a otros trayectos, por ejemplo, a Galicia (noroeste) y a la costa mediterránea, y reclamó que la competencia sea moneda de uso corriente en toda la Unión" Europea, calificando de "injustificables" los "obstáculos" en "determinados países", sin citarlos.

Las compañías nacionales perdieron su monopolio en las líneas de alta velocidad en virtud de la liberalización decretada por Bruselas, pero la apertura a la competencia se retrasa en varios países, como Francia, a causa de las reticencias de los operadores históricos.

B. Semjonow--BTZ