Berliner Tageszeitung - "Animar con tristeza", la paradoja de los hinchas iraníes en el Mundial

Börse
DAX -0.52% 14415.93
MDAX 1.37% 26314.44
Euro STOXX 50 -0.24% 3974.86
SDAX 0.47% 12614.93
TecDAX -0.27% 3126.44
Goldpreis -0.07% 1799.9 $
EUR/USD -0.58% 1.0468 $

"Animar con tristeza", la paradoja de los hinchas iraníes en el Mundial




"Animar con tristeza", la paradoja de los hinchas iraníes en el Mundial / Foto: © AFP

Una espectadora en lágrimas observa a los jugadores de Irán renunciando a cantar el himno nacional. El movimiento de protesta en el país, duramente reprimido, alcanzó este lunes el primer partido del 'Team Melli' en el Mundial, saldado con una derrota 6-2 ante Inglaterra.

Textgröße:

Preguntado esta semana sobre el apoyo a los manifestantes, el capitán Alireza Jahanbakhsh, que juega en el Feyenoord holandés, señaló que la decisión se tomaría colectivamente.

Así fue. Los once jugadores se mantuvieron rectos, impasibles y con rostro neutro mientras su himno resonaba en el Estadio Internacional Khalifa.

La excepción fue un miembro de la delegación, con traje y ubicado en el banquillo del estadio.

Irán está sumido en una oleada de protestas desde el fallecimiento el 16 de septiembre de Mahsa Amini, una kurda iraní de 22 años detenida por violar el estricto código de vestimenta que obliga a las mujeres a llevar el velo en público.

- '¡Libertad, libertad!' -

Según un balance publicado el sábado por la ONG Iran Human Rights (IHR) la represión de las autoridades ha provocado 378 muertos y cerca de 15.000 personas han sido arrestadas por las autoridades.

Entre los miles de aficionados presentes en Doha, una parte llegó desde Irán (Teherán está a tres horas de avión) y otros venían de la diáspora, como Sam, de 34 años, que llegó de San Francisco junto a otros amigos.

El grupo portaba camisetas con el lema 'Woman Life Freedom', que no deja dudas sobre su posición contra el régimen actual de la República Islámica.

"Este partido es una oportunidad para nosotros de apoyar a la gente que da su vida por la libertad. Podemos jugar un pequeño rol, no es gran cosa, pero es lo único que podemos hacer actualmente", explicó Sam antes de entrar en el estadio, sin que su camiseta llamara la atención del personal de seguridad.

Este lema, símbolo de la revuelta, también apareció en una pancarta desplegada en el estadio antes de que empezara el partido. Luego desapareció.

Rose, de 38 años, tuvo menos suerte: "Me pidieron cambiar mi camiseta porque ponía 'Libertad para Irán'".

Nada ocurrió en el minuto 22, según los periodistas de la AFP presentes en el recinto. Muchos iraníes habían hecho un llamamiento en las redes sociales para cantar el nombre de Mahsa Amini, ya que tenía 22 años cuando falleció el 16 de septiembre.

Sí se escucharon cánticos de '¡Azadi, Azadi!' (¡Libertad, libertad!') desde las gradas.

Saeid Sharifi, de 46 años, viajó desde Teherán: "No estamos contentos con la situación en Irán, pero es nuestro deber apoyar al equipo nacional".

"Hemos venido a apoyar, estamos tristes pero estamos para animar. Animamos con tristeza", resumió Masud Hashemi, de 44 años.

En la capital iraní, apenas 200 personas se reunieron ante una pantalla gigante junto a la Biblioteca Nacional para seguir el encuentro, entre ellos el joven Farzid (21 años). "Siempre he apoyado a la selección, pero esta vez no, porque los jugadores no han apoyado al pueblo. No estoy contrariado esta vez por la derrota del equipo nacional".

- Protesta en Londres -

Lejos de Doha, en Inglaterra, el partido suponía un conflicto sobre a qué equipo animar para los británicos-iraníes.

En un pub del oeste de Londres un grupo de mujeres con la doble procedencia, muchas de ellas activistas contra el régimen de Teherán, se reunieron para seguir el partido, utilizándolo como una oportunidad para organizar una protesta.

Cuando las pantallas de televisión mostraron el himno iraní, dieron la espalda y silbaron. Tienen planeandas acciones similares en el resto de partidos del equipo persa.

"Es muy conflictivo", señalo la artista Fari Bradley, nacida en Irán y ciudadana británica, que lleva desde finales de los 70 en el país. Porta una camiseta que muestra 'Irán' y el lema 'Mujer, vida, libertad'.

"No deberíamos apoyar al equipo porque el régimen lo utiliza", señaló sobre el conflicto de intereses que se le presenta.

Tras el partido tomó la palabra el seleccionador iraní, el portugués Carlos Queiroz. "No está bien venir a este Mundial y pedirles que hagan cosas que no son su responsabilidad. Ellos quieren traer orgullo y alegría a la gente", señaló sobre la presión que sufre su grupo.

A. Lefebvre--BTZ