Berliner Tageszeitung - Un albergue en Lagos ofrece respiro a la comunidad LGBTQ de Nigeria

Börse
EUR/USD -0.16% 1.0512 $
Euro STOXX 50 0.5% 3984.5
TecDAX 2.07% 3134.82
SDAX 1.37% 12555.01
Goldpreis 0.53% 1810.7 $
MDAX 1.39% 25954.71
DAX 0.64% 14490.3

Un albergue en Lagos ofrece respiro a la comunidad LGBTQ de Nigeria




Un albergue en Lagos ofrece respiro a la comunidad LGBTQ de Nigeria
Un albergue en Lagos ofrece respiro a la comunidad LGBTQ de Nigeria / Foto: © AFP

Cuando Muna y Mary fueron a vivir juntas en el estado suroriental de Anambra, Nigeria, pensaban que sería el inicio de una nueva vida. Pero el sueño se convirtió en pesadilla para el hombre trans y su novia, que enfrentaron una oleada de insultos y amenazas de violación.

Textgröße:

Se vieron obligados a huir.

"Me destruyó, dañó mi cerebro. Ni siquiera sabíamos a dónde ir, me quería suicidar", dice Muna, de 26 años.

La pareja vive ahora en una casa que asemeja cualquier otra en una comunidad con portón en un barrio pobre de Lagos.

Es uno de los pocos albergues para personas LGBTQ en la capital económica de Nigeria, un refugio que acoge a gays, lesbianas, bisexuales y hombres y mujeres transgénero por hasta seis meses de forma gratuita.

Es un respiro para esta comunidad marginada en el país más poblado de África.

"Significa mucho, estábamos en un lugar oscuro. Aquí nos sentimos a salvo y realmente queridas", aseguró Muna.

La comunidad LGBTQ lucha en gran parte de África, donde muchos países prohíben la homosexualidad. Legisladores de Ghana impulsan una ley que socava sus derechos.

Nigeria, un país religioso y conservador, aprobó en 2014 una ley que prohíbe el "matrimonio de personas del mismo sexo". La homosexualidad es castigada con 10 a 14 años de cárcel.

Esa ley se aplica raramente, pero ha legitimado la intimidación y violencia contra la comunidad LGBTQ.

El país está dividido entre el norte de mayoría musulmana, donde la ley sharia coexiste con el sistema judicial, y el sur predominantemente cristiano.

En gran parte de África, la homosexualidad suele ser percibido como importado de Occidente y contrario a los "valores" locales.

- "Kito" -

La ONG nigeriana "La crème de la crème", que defiende a la población transgénero, está a cargo del albergue que consiste en tres habitaciones.

Mary, de 25 años, se ríe al recordar a su madre, que se pregunta si ofendió tanto a Dios como para merecer una hija lesbiana.

"Casi todo el mundo es homofóbico", indicó. "Curioso, el país está lleno de LGBTQ pero tenemos que permanecer en el armario. Si atrapan a alguno...".

En el refugio reinan el silencio y la desconfianza. Todos cuentan su historia en voz baja por temor a ser escuchados.

El coordinador, Richard, de 26 años, admite que nadie habla entre sí.

"No se les puede culpar, no sabes lo que han pasado. Nos aseguramos de que estén en paz".

Una palabra explica el clima de desconfianza y miedo de los LGBTQ nigerianos: "Kito".

Es una referencia a las muchas fotos, videos e historias de humillaciones, o peor, de los gays nigerianos subidos a redes sociales.

Se trata de una práctica criminal generalmente contra hombres gay, al crear cuentas falsas en aplicaciones de citas para gays, en especial Grindr, con las que invitan gente para "atraparlos".

Cuando llegan a la cita, la víctima es filmada, golpeada, humillada, insultada, y a veces violada y asesinada.

Las víctimas terminan obligadas a pagar sumas altas de dinero.

- "Pobreza" -

Diego, de 29 años, dice sentirse "afortunado" cuando escucha estas historias.

El joven de camisa azul y uñas largas dice que toma todas las precauciones y aguarda "meses" o hasta "años" para invitar a alguien.

"Tienes que ser invisible y realmente precavido con la gente a tu alrededor", afirmó.

Las fuerzas de seguridad y la policía suelen ser acusadas de extorsionar y humillar a la comunidad.

Nigeria se prepara para elegir en febrero al sucesor del presidente Muhammadu Buhari. Pero en la campaña, ningún candidato ha mencionado a las minorías sexuales.

Matthew Blaise, un activista por las minorías, dijo que eso no sorprende porque las personas gay son usadas como chivo expiatorio para muchos problemas en Nigeria.

Hay algunos espacios de libertad, especialmente en Lagos, la megalópolis de 20 millones de habitantes, con su floreciente vida nocturna y su escena artística.

Pero casi un tercio de la población de Nigeria vive abajo de la línea de pobreza extrema y el país ha sido golpeado por las consecuencias de la invasión rusa a Ucrania, con alta inflación y la devaluación de la moneda local.

Y las minorías están marginadas y, por ello, afectadas especialmente", aseguró Blaise.

La comunidad LGBTQ está en el umbral de esta pobreza".

O. Karlsson--BTZ